Mercado de Arte por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Ir al Inicio

Hoy en Exposición

Ir al Inicio

Exposición Anteriores

Información Prensa & News

Ver más artículos de Prensa

Videos 5 minutos con...

Ver más Videos

Proximamente en Exposición

Volver al Inicio

Nuestros Artistas

Preguntando sobre Arte

Lazzari y Los Pintores de La Boca

Originalmente se llamó Río de la Matanza, (corrió sangre, pero no está muy claro si española o indígena). Aunque de poco calado, sus últimas leguas se constituyeron en el puerto natural de Buenos Aires y el tramo empezó a conocerse como el Riachuelo de los Navíos. Su desembocadura en el río de la Plata, ubicada algo más al norte que la actual pasó a ser La Boca del Riachuelo.
El proyecto de Huergo rectificó su traza y construyó un dique en un meandro del río que pertenecía a un tal Eduardo Rocha.
Allí desembarcaron millones de inmigrantes, en su mayoría italianos, que se afincaron en su ribera, construyendo un barrio proletario, con algo de bohemia y casas de lata.
Uno de ellos, Alfredo Lázzari, arribó en 1897. De 26 años, oriundo de Diécimo, pequeño pueblo de la Toscana Italiana, había estudiado Bellas Artes en Lucca, Florencia y Roma. Venía con la idea de cumplir con el encargo de unos vitrales religiosos que nunca concretó. En cambio, se dedicó a “fare l’America”
Se instala en Barracas, entabla amistad con Angel Della Valle, Decoroso Bonifanti y otros pintores y empieza a dar clases en La Boca, en una Sociedad Italiana de origen socialista. Acostumbraba llevar a sus alumnos a tomar apuntes del natural, por la ribera y la Isla Maciel. Benito Quinquela Martín (1890-1977), Miguel Carlos Victorica (1884-1955) y Fortunato Lacámera (1887-1951) fueron algunos de los pioneros.
La Boca aglutinó entonces a una cantidad de artistas que, si bien no conforman un todo homogéneo (de donde la denominación de Escuela no parece apropiada) resultó fundamental en nuestro arte.
Justo Lynch (1870-1953) tuvo dos amores: la pintura y los barcos. Aunque había nacido en Martínez pintaba en el Riachuelo, dejando testimonios exquisitos de los viejos veleros. Fundador del Grupo Nexus, es, además nuestro gran marinista.
Eugenio Daneri (1881-1970) vivió en Barracas durante toda su adolescencia. Estudió en la Sociedad de Estímulo de Bellas Artes y cuando contaba escasos 11 años presenta su primera obra. No por casualidad se titula “Veleros”.
Ceferino Carnacini (1888-1964) nació en La Boca en una familia de inmigrantes vénetos. Viaja tempranamente a Italia y estudia en Verona. A su vuelta, cursa la Academia de Bellas Artes y después de ganar la Medalla de Oro en la Exposición del Centenario vuelve a Europa, por tres años becado con el “Premio Roma”.
Aunque Luis F. Macaya (1888-1953) recién llegó a la Argentina en 1911, su pasión por los temas boquenses fue inmediata. Había nacido en Barcelona y estudió en el taller Libre de la Agrupación Artística fundada por Picasso. Se destacó también como dibujante. Caras y Caretas, Fray Mocho, Plus Ultra (entre otras) publicaron frecuentemente sus obras.
Luis Ferrini (1898-1954) fue discípulo de Lázzari, amigo de Quinquela de la primera juventud y, más tarde, Profesor de la Escuela Museo Pedro de Mendoza, en la Vuelta de Rocha donde Quinquela tenía su taller.
Leopoldo Presas (1915-2009) nació en el barrio de Constitución. Aunque abordó distintas temáticas su “Puerto” de 1955 da cuenta de su temprano apego al tema. Diez años después funda el “Taller de la Orilla” en la Vuelta de Rocha. En 1973 se instala en la Av. Almirante Brown y en 1984 presenta “Port de la Boca” en la galería Bellechasse de París.

ENTRADA LIBRE Y GRATUÍTA.
CONSULTAS: spinasco@zurbaran.com.ar / prensazurbaran@gmail.com

Lunes a Viernes de 11 a 21 hs. Sábados de 10 a 13 hs.

Av Alvear 1658 (1014)
Buenos Aires, Argentina
Tel / Fax. (54 11) 4811-3004.

Zurbarán Alvear