Pintoras Exitosas

Las más buscadas del mercado de arte

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Joan Mitchell.
Joan Mitchell.

Siempre recordamos que el arte no tiene ni sexo ni género. Muchas veces se dice que también las mujeres están “castigadas” por el mercado de arte, y no es así. Basta con fijarnos en las ventas públicas en remates de cinco de ellas para ver cómo son cotizadas y demandadas sin importar si usaban rimel  o vestido.

Joan Mitchell (1926-1992) había nacido en Chicago, pero la mayor parte de su vida la pasó en Francia. Pertenece a la escuela expresionista-abstracta, que es la favorita del arte norteamericano. En los últimos años de su vida compró una linda finca cerca de Giverny (el paraíso de Monet) y allí, en la localidad de Vétheuil, trabajó recordando el color de su admirado Henri Matisse, de quien decía: “Si pudiera pintar como Matisse, estaría en el cielo”. Varias de sus obras se han vendido en más de 10 millones de dólares. El año pasado se pagaron 14 millones por una de ellas y en subastas de obras suyas se movieron 71 millones de dólares, solamente un 6% de lo ofrecido quedó sin comprador.La japonesa Yayoi Kusama (92) es la gran estrella del mercado y es la artista pop más famosa en la actualidad. Vivió unos 15 años en Nueva York, a donde llegó en 1957 y fue un personaje de la ciudad, se hizo famosa con sus happenings donde los desnudos estaban pintados con puntos. Al poco tiempo de volver a Japón, en 1977, decide auto internarse en un psiquiátrico y allí trabaja y produce en gran cantidad, tanto pinturas, como esculturas y grabados. Algunas de sus obras se han pagado 5 millones de dólares y todos los años hay varias de sus muestras en el mundo, actualmente hay una con todos los tickets vendidos en el Jardín Botánico de Nueva York.El año pasado se vendieron 66 millones por sus obras y solamente el 10% no tuvo comprador.Hay que agradecer al MALBA, en Buenos Aires, que nos trajo una estupenda muestra de ella.Tamara de Lempicka (1898-1980) es mito y leyenda, aun no se puede confirmar si nació en Moscú o en Varsovia. Su familia era adinerada y cuando se casó por primera vez, en 1918, se fue a vivir a París donde tuvo un éxito tremendo realizando retratos de la alta sociedad y de la farándula local. La bautizaron como “La baronesa con pinceles”. Sus retratos eran muy elaborados y le llevaban tres semanas de trabajo.Estudió un corto tiempo con Maurice Denis, pero fue André Lhote quien influenció más en su trabajo, que a partir de la exposición de 1925 de Artes Decorativas, la convirtieron en la gran figura del Art Decó en la pintura. Encantadora y trabajadora, para una exposición en Milán logró realizar 28 pinturas en solo 6 meses y como era su costumbre, todo se vendió de inmediato, lo mismo le ocurrió cuando expuso en Nueva York en 1929, con la mala suerte que todo el dinero lo perdió con el Crack de la Bolsa, el famoso viernes negro.En 1935 se casa con otro millonario húngaro y se van a vivir a California, de algunas de sus pinturas famosas realizó réplicas, como la de la mujer en una Bugatti, que recordaba la muerte de Isadora Duncan, con su echarpe que se enganchó en las ruedas del auto y la mató.El año pasado se vendió una de sus obras en 21,3 millones de dólares y son varias las vendidas en más de 10 millones. Era también la preferida de las estrellas de Hollywood.

Helen Frankenthaler (1928-2011) es otra americana, influída por Jackson Pollock. Estudió con el mejicano Rufino Tamayo y se casó con otro gran artista, Robert Motherwell.Trabajaba de una forma muy particular el óleo que parecía acuarela en sus obras. El año pasado se pagaron 8 millones de dólares por una de sus obras y tiene un gran mercado, pero pocas obras  aparecen en venta.

Yayoi Kusama.
Yayoi Kusama.

La más cotizada de todas es también norteamericana. Georgia O’Keeffe (1887-1986), famosa por sus flores en primer plano, y considerada “la Madre del modernismo americano”. Nacida en Chicago, su actividad la realizó en Nueva York y los últimos 40 años en Nuevo Méjico. Una de sus obras se vendió en 44 millones de dólares y generalmente se venden en un promedio de 7 millones, y solo el 5% queda sin vender en subastas.

En nuestro país se destacan en pintura Raquel Forner, en escultura Alicia Penalba y Marta Minujín y en grabado Cristina Santander.

Tamara de Lempicka.
Tamara de Lempicka.

En el arte no hay ni machismo, ni feminismo. 

Imágenes adjuntas en la nota.

Necesita Ayuda?