Todo se vende en el doble de los esperado

Semana increíble de Christie´s

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar
Sala de Christie's Nueva York durante la venta.
Sala de Christie’s Nueva York durante la venta.

Decíamos que en Nueva York el mercado estaría caliente y hasta superaría los números de la pre-pandemia con la maravillosa colección impresionista del texano Cox y con las pinturas contemporáneas de los siglos XX y XXI. Curiosamente no nos equivocamos, como ya es norma, esta vez hicimos el correcto pronóstico.

En una semana Christie’s vendió 1.108.000.000 (mil ciento ocho millones de dólares). La venta principal era un gran riesgo ya que duró más de tres horas y cuarenta minutos, cuando lo normal es no superar la hora.

La venta de las 23 pinturas de lo mejor del impresionismo del Sr. Cox fue “guante blanco”, es decir que se vendió el 100%. Y las otras ventas lograron encontrar comprador para el 92% de lo ofertado. La estimación de la venta impresionista era de 175 millones y se logró casi el doble: 332 millones de dólares.

Obra de Peter Doig de 1990, récord de 40 millones.
Obra de Peter Doig de 1990, récord de 40 millones.

El espléndido Gustave Caillebotte necesita restauración, pero no será problema para el Museo Getty de Pasadena que lo logró, previo ofertar 53 millones de dólares. El primer lote en salir era un “retazo” pequeño de unos nenúfares de Monet, estimados en 700.000 dólares. Habían 21 teléfonos recibiendo ofertas, muchos conectados a Londres y a Hong Kong, llevándolo a venderse en 5,2 millones de dólares.

El 50% de las obras fueron compradas por norteamericanos pero muchos de los “underbidders” eran europeos o asiáticos. Muchas ofertas se hicieron por internet, una de ellas por 47 millones de dólares por “el estanque” de Paul Cézanne que se vendió en 57 millones finalmente.

Una locura fue la puja por los tres Van Gogh de la venta, uno con cipreses que estaba estimado en 40 millones (45×60 cm), se vendió en 71 millones; una gouache sobre papel con unas parvas que pintó el trágico pintor dos meses antes de morir, se vendió en 36 millones; y un poco agradable joven pelirrojo con una flor azul en su boca estaba estimado en 5 millones, ¡y se vendió en 47 millones de dólares!

Mis obras favoritas se vendieron muy bien: unas flores de Odilon Redon treparon de 1,2 millones a 2,8 millones de dólares, y el lindísimo paisaje de Argenteuil, de Monet, llegó a 28 millones duplicando su base.

Jean-Michel Basquiat de 1982, vendido en 40 millones.
Jean-Michel Basquiat de 1982, vendido en 40 millones.

Luego cambiaron de rematador y vinieron los “disparates de precios” de arte contemporáneo  y algunas “joyitas” impresionistas. Siempre se ponen primeros en la venta los lotes que estiman se venderán superando la estimación alta y así ocurrió. Un Alice Neel duplicó su base y se vendió en 1,9 millones de dólares; unas cuatro pequeñas manzanas de Paul Cézanne, estimadas en generosos 2,5 millones, se vendieron en 4,2 millones. Un “árbol” del genial David Hockney tenía una base de 3 millones y subió a 5,2 millones. Hacía mucho tiempo que no aparecía un Gerhard Richter, importante y abstracto, a la venta y el que se ofrecía estaba garantizado en una venta con un tercero en 25 millones, pero se vendió en 27 millones. Había un Andy Warhol que era un retrato de su amigo Basquiat, había pertenecido a la colección de los colombianos Mugrabi, que parece tienen cerca de mil obras de Warhol. En el 2002 se lo vendieron a Peter Brand, quien también compraba caballos de polo argentinos en dicha época. Era una serigrafía sobre un pigmento metálico sobre el que se había orinado (no sabemos quién realizó esto último). Su base eran 18 millones y se vendió en 40 millones, no puedo garantizar cuál sería el “olor” del retrato. También habían otros Warhol y se destacaba el retrato de Muhammad Ali (Cassius Clay) que se había vendido en el 2009 en 10 millones, ahora se pagó 18 millones. Un lindísimo Balthus, con su mujer japonesa en el motivo, subió de 1,5 millones a 3,4 millones.

Ahora viene la semana de ventas de Sotheby’s, que también aspira a superar los mil millones de dólares en ventas, veremos si Manhattan sigue ardiendo…

Imágenes adjuntas en la nota.

Necesita Ayuda?
Permitir notificaciones    OK No gracias