Juan Lascano

El gran realista argentino

Por Javier Zenteno

Nació en la ciudad de La Plata el 6 de enero de 1947, en una familia de clase media con tradición de abogados. Si bien comenzó a estudiar derecho, siempre tuvo en claro su vocación de artista, por lo que abandonó la abogacía para dedicarse a las artes plásticas.

“Mujer recostada”, 2017.

Concurrió a unas pocas clases de pintura con Vicente Puig, pero su verdadera formación fue autodidacta. Aprendió leyendo y observando las obras de los grandes maestros, sobre todo de artistas de la escuela española como Murillo, Zurbarán y Velázquez, escuela con la que se identifica principalmente por el uso de la luz. Esta cualidad está presente en todas las obras de Juan Lascano, puesto que para el artista lo que tiene frente a sus ojos no es más que la excusa para avanzar sobre el lienzo, ya que en verdad lo que le interesa es poder plasmar la luz y la manera en que ésta se relaciona y actúa frente a los diversos objetos. 

Encontró en Zurbarán al gran referente de la luz, pero en Velázquez descubrió cómo se debe abordar la pintura como un todo. Diego Velázquez (1599 – 1660) probablemente sea el mejor pintor de toda la historia, su producción no supera las 150 obras, y todo lo que realizó lo hizo maravillosamente bien. Abordó el bodegón, el retrato, el paisaje y la figura humana con una calidad plástica envidiable, por lo que para Lascano fue un estímulo de admiración y reconocimiento que hasta el día de hoy se mantienen.

“Bodegón con membrillos”, 2020.

Juan Lascano es un pintor realista, aunque no soy partidario de que a los artistas se los deba encasillar en determinado movimiento, pero soy consciente que son normas que se imponen para brindarnos orden y para que podamos encontrarle sentido a aquello que estamos observando. El realismo tuvo su origen en 1855 tras un óleo realizado por Gustave Courbet conocido como “El Taller del Pintor”. Y desde entonces comenzamos a clasificar de este modo a todas aquellas creaciones que intentan plasmar objetivamente la realidad.

“Arroyo Bernal”, 2019.

Lascano es posiblemente el mayor exponente de este movimiento en la Argentina y actualmente se está exhibiendo en galería Zurbarán una muestra con sus últimas creaciones. Para un artista que siempre se destacó por sus bodegones, decir que lo mejor que le vi hacer sobre esta temática se exhibe en este muestra, no es poca cosa. Pese a ello, me gustaría destacar una serie de acuarelas que reflejan el paisaje patagónico, y el trabajo que realizó en los tres desnudos de tamaño natural que se exponen. En estas obras la verdadera protagonista es la piel, porque la pinta como nadie, y porque en ella la luz se manifiesta en toda su expresión con naturalidad y delicadeza.

Imágenes adjuntas en la nota.

Necesita Ayuda?
Permitir notificaciones    OK No gracias