Sotherby´s Festeja

Ventas por 400 Millones

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

La subasta de la semana pasada fue vista por un millón de personas a través de internet. Las ofertas llegaban desde Hong Kong, Londres y Nueva York, con unos 30 funcionarios recibiéndolas.

Mesa de comedor de Carlo Mollino.

Lo recaudado fue lo esperado y solamente se lamentó el retiro de dos obras por parte del Museo de Baltimore, que deberá indemnizar a la empresa y fue presionado a no venderlas por dos donantes que han prometido 50 millones y que manifestaron que retirarían su regalo. No sabemos si la gigante serigrafía de la “Última Cena” de Andy Warhol, que está en venta privada por el Museo en 40 millones, será sacada de la venta.

Ronald Perelman, de la empresa Revlon, está vendiendo su colección y se informó que su escultura mayor de Giacometti se vendió en forma privada, su base era 90 millones, pero no informaron el precio final de venta. Otra más pequeña, con una base de 12 millones, se vendió antes de la subasta y la que se vendió en subasta, también de su propiedad, alcanzó los 26 millones. Una similar de las 6 copias que hay se vendió hace 15 años en 8 millones, con lo cual la venta ha sido muy buena.

«Los Amantes» de Fernando Botero.

Un gran móvil colorado de Alexander Calder se vendió a Asia, que es el mercado demandante, en 8 millones. Un lindísimo Frank Stella de colores grises también llegó a los 8 millones y los dos Dubuffet y el Monet del Museo de Brooklyn recaudaron más de 10 millones para la institución que dice comprará obra de artista contemporáneos de color y femeninas para su colección. Gran sorpresa fue la venta de una mesa de 2,5 metros, también del museo, en más de 6 millones. El Gobierno de Italia, luego de la segunda guerra, quiso mostrar en Estados Unidos la creatividad de sus artistas y organizó 11 muestras en museos americanos y la primera exposición fue en el Museo de Brooklyn, y luego les regaló esta mesa diseñada por Carlo Mollino (1905-1973), un arquitecto famoso por sus diseños en madera, sin duda que el precio logrado triplicó las mejores expectativas.

Dos obras de Basquiat se vendieron en 7 y 8 millones y como Sotheby’s no hace más los remates de Arte Latinoamericano, incluyó un Botero que se vendió en 1,1millones y un Jesús Soto en 830 mil dólares. Luego siguió la venta con Arte Moderno e Impresionista con una gran venta de un Florero de Van Gogh pequeño en 16 millones, un Magritte en 14 millones y un lindísimo Mary Cassatt en 4,4 millones.

Remate en Sotheby’s Nueva York.

Tiempos difíciles ya que el 50% de los lotes tenían garantizada la venta por la casa de subastas y además 23 de los lotes sufrieron bajas en sus bases ante el temor de no venta. Finalmente festejaron con sólo una venta sin éxito de un Rothko por el que pedían 25 millones.

Imágenes adjuntas en la nota.

Necesita Ayuda?