Vicente Forte

La humilde sabiduría en el Arte de los Argentinos

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Nacido en 1912, estudia Bellas Artes y se recibe de Profesor en 1935. Lo había llevado a estudiar a la Academia, el marinista Justo Lynch, quien lo descubrió pintando en el Riachuelo.

Vicente Forte
Vicente Forte

En 1939 integra el Grupo Orión que fue el más importante movimiento surrealista de nuestro país.

Conoce Europa y se deslumbra con Tiziano, Veronés y Piero della Francesca.

A partir de la década del 50 se convierte en uno de los artista más populares de nuestro país. Obtiene numerosos premios y era de los artistas con mayor éxito comercial del país y junto con Soldi, las dos grandes figuras de Galería Rubbers.

Era un hombre cálido, simpático, curioso y entrador. Fue el primer pintor que aparecía en la televisión y generalmente no hablaba de pintura sino de variedad de cosas y hasta cocinaba en la misma, fue un precursor del hoy exitoso MasterChef.

Instrumento con Fruta, 1967.
Instrumento con Fruta, 1967.

Tenía su taller en la calle Laprida y a tres cuadras su hogar, el cual compartía con Dora, su esposa, y Miguel Ángel, su único hijo.

Cuando llegaba a la mañana le prendía un vela a Ceferino Namuncurá, para que lo inspirara y trabajaba en una amplia tabla de arquitecto, uno de sus artistas preferidos era el inglés Ben Nicholson.

“La pintura es para mi una especie de liberación, la pintura siempre me salvó, me salvó de la miseria, de la tristeza, del aburrimiento, me dio la capacidad para seguir viviendo…”

Sus obras son inconfundibles, creó un estilo personal y no se parece a nadie, sus barcas ya las pintaba en la década del 50 cuando trabajó en el taller de Pettoruti, también sus guitarras y sus composiciones con objetos, al estilo de “still life”, son sus temas más conocidos. También realizó una serie de obras de gran formato con pájaros semi-abstractos que fue muy elogiada.

Fallece en Buenos Aires en 1980 y dos décadas después lo honré con una monografía sobre su obra y persona.

El Viejo Instrumento, 1969.
El Viejo Instrumento, 1969.

Algunas de sus obras se han pagado 36 mil dólares y las más importantes entre 15 y 28 mil dólares. Aparecen en el mercado de subasta unas 40 obras cada año y sus valores son muy bajos y creo son una buenísima compra, promedian unos 2000 dólares los óleos y unos 1000 dólares las témperas.

El color y la alegría estallan en sus pinturas.

Imágenes adjuntas en la nota.

Necesita Ayuda?