Marcelo Bonevardi

Vanguardia y construcción

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Nació en Buenos Aires en 1929, pero desde niño vivió en Córdoba y nunca perdió su “acento mediterráneo”.

Dintel.
Dintel.

Su padre era arquitecto y su madre tenía estudios de pintura, lo que le permitió enseñarle a Marcelo lo básico y a amar el arte. Ingresa a estudiar Arquitectura pero a los dos años viaja a Italia y comienza a dedicarse a la pintura y el dibujo.

 Con 27 años realiza su primer exposición en el Museo Municipal Genaro Pérez de Córdoba y es nombrado profesor de Artes Plásticas en la Universidad.

En 1958 obtiene el Premio Guggenheim que le permitiría instalarse durante un año en Nueva York, se enamora de la ciudad que en ese momento era el centro creativo más importante y frecuenta el Cedar Bar, donde comparte jornadas con De Kooning, Rothko y Pollock. Conoce la obra de Joseph Cornell que influencia en su obra a través de sus famosas “cajas”.

Comparte con el uruguayo Gonzalo Fonseca su pensamiento sobre el arte y finalmente, recién vuelve luego de 33 años en 1991.

Caja de Adivinos.
Caja de Adivinos.

Logramos convencerlo firmando un contrato con Zurbarán y así terminar con la “nostalgia” que nos manifestaba cuando lo visitábamos en Manhattan.

En Córdoba monta su taller en una antigua fábrica de alfajores, y hasta su fallecimiento en 1994 realiza su mejor obra, en nuestra opinión.

Cuando contaba solamente 40 años, recibió el Premio Internacional de la Bienal de San Pablo y su obra está presente en muchos museos de Norteámerica.

Sus obras más destacadas son a la manera de un relieve escultórico, sus “construcciones” las comenzaba sobre una superficie en madera que luego “cubría” con capas de estuco con polvo de mármol y luego trabajaba con pigmentos naturales.

Siempre fue considerado uno de los más importantes artistas de la vanguardia argentina y con él pensábamos que era un “clásico” que estaba más relacionado con Pompeya y el arte italiano que con la modernidad.

Objeto Rojo.
Objeto Rojo.

Debido a que su obra fue realizada en Nueva York, la mayoría de sus creaciones no son conocidas en nuestro país y bueno sería que se realizara una gran exposición en uno de nuestros Museos.

Su hijo es un arquitecto conocido en USA, atesora parte importante de su obra y ha realizado una valiosa publicación sobre la misma.

Hace 35 años que sus obras se ofrecen en subastas de Nueva York, y también en los últimos años algunas en Buenos Aires, no son más de 4 por año y sus precios promedios son de 20.000 dólares, aunque algunas se han vendido en 62.000 dólares.Un artista y persona encantadora, un amigo con el cual se disfrutaba hablando de arte y sin duda uno de los más originales artistas del Arte de los Argentinos.

Emilio Pettoruti

El colorista de los cubistas.

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

“El Mantel Azul”, emblemática obra del autor.
“El Mantel Azul”, emblemática obra del autor.

Nacido en La Plata en 1892, estudió con el pintor Atilio Boveri y en 1911 realizó una exposición con dibujos y paisajes serranos.

Con una beca, en 1913, viaja a Italia y se radica en Florencia donde frecuenta a los artistas “futuristas” que eran seguidores de Marinetti. También conoce a su amigo Xul Solar y pasan largas temporadas juntos en casa de las tías de su amigo y se ganan la vida realizando ilustraciones.

En 1923 expone en la famosa galería Der Sturm en Berlín, donde el famoso marchand Léonce Rosenberg le ofrece un contrato, desgraciadamente Emilio manifiesta su nostalgia luego de once años en Europa y que viajará a Argentina y luego de 6 meses retornará… Desafortunadamente recién lo hace 27 años más tarde y se instala en Italia.

Su pintura es neocubista, siguiendo los pasos del español Juan Gris, con la diferencia que Pettoruti incorpora el color como planos a diferencia de la escuela cubista que tuvo su mayor éxito en la década del diez.

En 1924 realiza una exposición en Witcomb que generó gran revuelo, motivada por sus amigos de la revista Martín Fierro, llegaron a la necesidad de ponerle vidrio a las obras porque las mismas eran salivadas. Fue una de las primeras exposiciones de vanguardia de la Argentina, luego de las realizadas por Ramón Gómez Cornet y Pablo Curatella Manes.

“Sol de Mañana” de 1945, representativo de su obra.
“Sol de Mañana” de 1945, representativo de su obra.

Escribió un libro que recomiendo leer, ágil y entretenido donde narra sus vivencias con el arte  y la sociedad, se titula “El pintor frente al espejo”.

Fallece en París en 1971, su cuerpo es cremado y siguiendo su voluntad, sus cenizas son esparcidas en el Río de la Plata.

En casi todos los museos argentinos hay buenas obras de su autoría, quizás la más importante es el “Improvisador” que fue adquirida luego de grandes polémicas, en 1940, por nuestro Museo Nacional de Bellas Artes por una suma bajísima.

En 1926 el gobernador de Córdoba, el brillante Dr. Ramón J. Cárcano, lo invita con todos los honores a exponer allí y le compra la obra “Los Bailarines” que hoy se puede disfrutar en el Palacio Ferreyra, le paga la suma de 1000 pesos (unos 6000 dólares aproximadamente de hoy) y créase o no le inician una demanda por “malversación de fondos públicos”, seguramente ha sido la mejor inversión realizada por un gobierno cordobés.

En 1987 se crea la Fundación Pettoruti que posee el archivo del artista y es la autoridad para certificar sus obras. Es quizás el más valorado de los artistas del Arte de los Argentinos. Hace muchos años el Dr. Carlos Pedro Blaquier repatrió una obra que había adquirido el Museo de Arte de San Francisco en Estados Unidos, la obra se titula “El quinteto”.

En operaciones privadas algunos de sus arlequines de tamaño natural han superado el millón de dólares, como “El morocho Maula” que se vendió en remate en Nueva York en 500 mil dólares en 1998, sus medidas son 160×62 cm. Dos obras similares se encuentran en la Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat de Puerto Madero y se encontraban en la entrada de la casa de la Av. Libertador de la coleccionista.

“Tremosine, Italia”, sus primeras obras italianas.
“Tremosine, Italia”, sus primeras obras italianas.

Una composición titulada “Concierto”, de 1941, se vendió en 800 mil dólares en 2012 y otra titulada “El Cantor” se vendió en 782 mil dólares también en Manhattan.

Pocas obras aparecen en subasta y son aproximadamente 4 por año. Hay también dibujos pequeños realizados con tinta china y litografías que él seleccionó en 1962 en París, donde vivió sus últimos veinte años.

La Escultura y su mercado

Hoy representan el 16% de las ventas

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Koons con su conejo de 91 millones.
Koons con su conejo de 91 millones.

La pintura es la favorita de los compradores en el mundo y representa un 65% de lo que se vende, la escultura generalmente carece de color y además habitualmente la gente supone que es más difícil de ubicar que una pintura. No estamos de acuerdo para nada, es mucho más sencillo colocar una escultura que una pintura, si además el material en que está realizada la misma es bronce, mármol o piedra. También puede colocarse en el exterior, opción que no es válida para la pintura.

En el siglo XXI los precios de las esculturas de arte moderno se han valorizado un 1500%, es decir que han multiplicado su valor 15 veces.

Los autores más cotizados son Alberto Giacometti, con sus lánguidas figuras que han alcanzado los 140 millones de dólares y hace unas semanas 90 millones. Amedeo Modigliani, con sus rostros típicos realizados en piedra que han superado los 50 millones. Edgar Degas, con su famosa bailarina de 14 años con tutú de tela incluido que ha rozado los 20 millones. Las fabulosas y delicadas obras del rumano Constantin Brâncuși. Los inigualables móviles de Alexander Calder, uno de ellos recientemente trepó a 18 millones y generalmente son comprados por asiáticos.

Cattelan y su Hitler arrodillado.
Cattelan y su Hitler arrodillado.

Pero también son importantes los precios de los artistas contemporáneos que realizan obras tridimensionales, el más conocido y demandado es Jeff Koons, sus obras son la tarea de un equipo de especialistas y normalmente éstas son creadas luego de unos diez años de experimentación. Una de las más bellas es el perro que se encuentra en la entrada del museo Guggenheim en Bilbao, una estructura de 15 toneladas de peso y con miles de flores que la cubren. Cuando en 1985 se le ocurrió hacer “levitar” unas pelotas de básquet en el agua, su asesor fue el Premio Nobel de Física Richard Feynman. En su taller normalmente hay un centenar de ayudantes y toda su producción no son más de 200 obras que generalmente tienen 5 variantes de color. Realizó también una obra que aparenta ser plastilina e incluso le puso el nombre de una de ellas “Play Doh”, la misma tardó 20 años en ser finalizada, mide 3×4 metros, y son 27 partes realizadas en aluminio pulido que se ensamblan sin ningún pegamento, respetó los colores originales de la plastilina y hay 5 variantes de la misma realizadas, públicamente se ha vendido sólo una en 22,8 millones de dólares, en subasta de Christie’s, precio similar tuvo un “Corazón”. Una serie de Tulipanes que compró Steve Wynn para su hotel en Las Vegas costó 33,7 millones y hay otra versión en la Terraza del Museo Guiggenheim de Bilbao. Sorpresa fue el precio, en el 2013, de su “Balloon Dog”, a la manera de los globos que doblan los magos, que llegó a los 58,4 millones y la “locura” fue el año pasado cuando uno de sus “Conejos” se vendió en 91 millones de dólares. El artista cuida hasta los mínimos detalles y ha soportado varios juicios por no entregar en tiempo sus obras y también tiene lista de espera para adquirir las mismas.

Damien Hirst es famoso por sus animales colocados dentro de una pileta de formol, algunos son tiburones y otros animales seccionados. Algunas de sus obras se han pagado 17 millones de dólares e incluso cuando alguno de los animales se ha desintegrado, se los han cambiado como si fuera un “seguro”.

Curatella Manes y su guitarrero.
Curatella Manes y su guitarrero.

Otro favorito es el italiano Maurizio Cattelan que con un Hitler pequeño logró 17 millones de dólares y como si esto fuera poco, dicen que vendió tres bananas pegadas con cinta en 300 mil dólares.

Quien ha popularizado la escultura es Takashi Murakami, en Japón tiene un taller con más de 100 operarios y hacen obras únicas, series limitadas, películas animadas, portada de discos y hasta carteras para las grandes firmas.

En Argentina históricamente la venta de esculturas representaba solamente un 3% del volumen de ventas, actualmente está en un 11% aproximadamente y son los más cotizados Pablo Curatella Manes, Juan Carlos Distéfano, Lucio Fontana, Enio Iommi y Líbero Badíi. Los precios son sensiblemente más bajos que las pinturas y creemos que superarán en los próximos años a muchas de las pinturas que hoy se venden en altos valores.

Feliz 2021 para todos y un gran año creativo y de ventas para nuestros artistas argentinos.

Balance del Año

Mejor de lo esperado

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Año difícil y poco apto para el disfrute del Arte ha sido este pandémico 2020.

Las Ferias de Arte que ya superaban las 400 por año y significaban para las galerías de arte un buen porcentaje de sus ventas, desaparecieron.

Récord en Brasil, Tarsila do Amaral.
Récord en Brasil, Tarsila do Amaral.

Las galerías estuvieron la mayoría del tiempo cerradas y se suspendieron las exposiciones, las ventas en las mismas bajaron promedio un 70%, ya que solamente vendieron trastienda y con pocos visitantes ante el peligro del contagio.

Las casas de remate han demostrado una capacidad de marketing y de adaptación memorables. Sotheby’s acaba de informar que vendió por valor de 5 mil millones de dólares y sus ventas privadas, fuera de subasta, fueron de 1.500 millones, lo que representa un aumento del 60% de esta actividad similar a una galería de arte. Christie’s había informado ventas por 4.400 millones y también grandes ventas privadas. Las dos principales casas de subasta realizaron más de 150 ventas on-line y un 30% de los compradores cibernéticos son menores de 40 años. Ambas casas vendieron un 27% aproximadamente menos que el año pasado, lo cual me parece hasta milagroso.

No hay datos de cuántas casas de remate o galerías de arte han cerrado, pero sin duda muchas lo han tenido que hacer y otras están en camino de hacerlo.

En Francia, la principal casa de subastas es ARTCURIAL, que sólo vendió un 10% menos que el año pasado y sus ventas fueron por valor de 180 millones de dólares.

Los grandes ganadores en esta crisis han sido los asiáticos, que ya representan un 33% del mercado y en poco tiempo pueden ser los primeros compradores del mundo.

Récord de pintura cubana, Wifredo Lam.
Récord de pintura cubana, Wifredo Lam.

Grata noticia fue la venta de una obra de la brasilera Tarsila do Amaral (1885-1973) en un remate en Bolsa de Arte, en San Pablo (Brasil). La obra era una venta judicial de un empresario en quiebra, hubo 19 ofertas por ella y se vendió en 12 millones de dólares, precio jamás alcanzado en una subasta en América Latina. Es una pintora con poca obra en el mercado y lo más buscado es de la década del 20, la obra se titula Caipirinha, es de 1923 y mide 60×81 cm. Este año otra de sus obras, titulada “Luna”, fue adquirida por el MOMA de Nueva York, en cifra no revelada, pero se comenta que fueron cerca de  20 millones. Todo esto confirma el “buen ojo” de Eduardo Costantini, que en 1995 pagó lo que parecía una “locura” por la obra “Abaporu”: 1.300.000 dólares, se dice que hace unos años recibió una oferta de 30 millones de dólares y la rechazó. Hoy todos podemos disfrutarla en su Museo MALBA.

Este año se vendió también una gran obra del cubano Wifredo Lam (1902-1982), fue en Sotheby’s en el mes de junio y alcanzó los 9,6 millones de dólares. No aparecieron en venta obras importantes del mexicano Rufino Tamayo que tiene alguna obra vendida en 7 millones de dólares, como tampoco de Frida Kahlo que logró 8 millones por una pequeña obra de dos desnudos. Fernando Botero es de los más demandados del mercado y varias de sus obras, tanto en escultura como pintura, se han cotizado en más de 2 millones de dólares y es el artista sudamericano más cotizado y demandado.

Obra récord, Frida Kahlo.
Obra récord, Frida Kahlo.

En nuestro país pocos han sido los remates y el porcentaje de venta no ha sido bueno, generalmente se vende en dólares, algunos lo hacen con el dólar oficial de cerca de 88 pesos y otros con el “dólar-bolsa” de unos 143 pesos, siguen sin dar financiamiento y las fechas de venta no están acordadas y se sobreponen. No aparecieron obras de importancia a la venta y los números han sido negativos en la mayoría de los vendedores de arte en nuestro país. Aún no nos acostumbramos a las compras de arte por internet que parece será el gran motor del mercado de arte en el mundo.

Les deseamos a todos una feliz nochebuena y brindamos por los artistas argentinos que son lo mejor que tenemos.

GRAN RESPUESTA DEL MERCADO DE ARTE

La pandemia sólo afectó a un 25% de las ventas

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Las tres grandes casas de remate están terminando el año con bastante optimismo, sus ventas en promedio han bajado un 25%, pero ello se refiere sobre todo a las ventas públicas en remate, donde también han tenido que garantizar ventas de las grandes obras en el 40% de las que ofrecieron.

Francis Bacon, la venta pública mayor del año.
Francis Bacon, la venta pública mayor del año.

 Christie’s que sigue siendo la líder, con una renovada Sotheby’s que le pisa los talones, está muy conforme con el crecimiento de sus ventas privadas que han sido de 1200 millones de dólares, con un volumen total de ventas de 4.700 millones de dólares, esto significa que sus ventas privadas la convierten en la galería de arte número uno del mercado, superando por mucho a Gagosian, Perrotin, Pace y Acquavella, que son las más importantes en ventas privadas en el mundo. El año pasado sus ventas privadas habían sido un 56 % menores, muchos de los vendedores por diferentes motivos no quieren que se sepa que están liquidando obras y por eso las ventas privadas aumentan en volumen.

Vendieron 3 obras en más de 100 millones (todas fuera de remate), 12 en más de 25 millones y sus ventas digitales representan el 8% del total cuando sólo eran el 2% de las ventas. Algunos expertos creen que en el futuro serán el 50% de las ventas, opinión que me parece exagerada.

El gran motor del mercado del arte hoy es China y los países de Asia que tienen en el arte su más atractiva y prestigiosa inversión y continúan abriendo museos, y el último importante de ellos lo creo un coleccionista de tan sólo 26 años.

Arte chino, pergaminos millonarios.
Arte chino, pergaminos millonarios.

Veamos algunos de los sorprendentes precios de ventas públicas en este dramático año 2020. La mayor venta fue por un tríptico de Francis Bacon realizado en 1981 y vendido por Sotheby’s en 84.5 millones de dólares, era de un coleccionista noruego que lo vendía para donar los fondos a su personal fundación, hacía 6 años que no aparecía un Bacon de esta importancia en venta y en la historia sólo 6  trípticos se han vendido en las ultimas tres décadas.

El segundo mayor precio se logró en la principal casa de subastas china: Poly remates. Era un pergamino antiguo, que eran diez visiones de paisajes realizados cerca de 1610. Fue venido en 78,4 millones de dólares y lo sorprendente es que el comprador fue norteamericano, superando a los chinos y siendo récord para pintura oriental.

El tercer mayor precio fue para un típico Roy Lichtenstein de 1994 que superó los 30 millones que se pedían y recaudó en Christie’s 46,2 millones. Actualmente se inauguró una nueva galería de arte en Palm Beach del coleccionista y desarrollador de casinos Steve Wing, con una expo de este maravilloso artista pop norteamericano, con 8 obras a la venta.

Phillips es la tercera de las casas de venta occidental y tuvo uno de sus mejores años, acaba de vender en su subasta de fin de año, en Nueva York, 135 millones de dólares y logró el mayor precio para la obra del más demandado y cotizado artista contemporáneo David Hockney. Un paisaje realizado en 1980 en California, donde residía el artista inglés, superó su estimado de 35, para venderse en 41 millones de dólares.

Roy Lichtenstein, el Rey de Pop.
Roy Lichtenstein, el Rey de Pop.

Otro pergamino chino del siglo XIII se vendió en Sotheby`s en Hong Kong, luego de 75 minutos de pujas y más de cien ofertas, se esperaban 10 millones por él y finalmente se pagaron 41,8 millones de dólares por el mismo. El título de la obra se refería a cinco borrachos, creo que luego de la venta se agregó uno más que fue el vendedor festejando con Petrus y Romanée Conti.

Creo que es digno de destacar la brillantez de estos operadores del mercado de arte que han logrado, en este horrible año, cambiar prácticas y mantener un mercado que llevaba todo para perder.

Aquí seguimos cantando el nostálgico y triste tango “cuesta abajo en la rodada…” y viendo que si no cambiamos, nunca lograremos concretar “Las ilusiones pasadas”.

En fin, “Argentinos a las cosas” es nuevamente la consigna para nuestro pequeño mercado de arte local, que se destaca por la gran cantidad y calidad de artistas que trabajan en nuestra tierra.

HONG KONG NUEVO CENTRO MUNDIAL DE VENTAS

Puede relegar a Londres en el futuro.

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Christie’s vende en Hong Kong y en Nueva York.

Christie’s festeja el éxito de sus ventas en China, y en tres noches vendió pintura y esculturas por 184 millones de dólares y se superaron 12 récords. No solo de artistas chinos como Sanyo (1895-1966), que con una obra de una pecera, que recuerda al colorista Henri Matisse, superó los 22 millones de dólares. La obra había sido vendida en 1997 en Taiwán en 250 mil dólares y luego, en el 2013, en 8,7 millones, sin duda ha sido una de las mejores valorizaciones del mercado de arte.

En Hong Kong la subasta comienza a las 21:30 hs. y luego continúa en la mañana de Nueva York.

Para tener buenas obras para subastar, la casa de ventas ha tenido que garantizar la venta de cerca del 40% de los lotes, asumiendo así un riesgo financiero, que en este caso fue superado con creces ya que sólo el 10% de lo ofrecido no alcanzo las bases establecidas.

También fue récord una pintura de Zhang Xiaogang (que es muy característico con sus grupos de caras de familia) que ya llegó a los 12,7 millones en la venta del miércoles pasado y un lindísimo desnudo del japonés Foujita, casi llegó a los 5 millones.

 Sanyu, siguen los récords, ahora 22 millones.

La venta principal titulada Hong Kong-Nueva York fue seguida por internet por casi medio millón de personas y sin duda ya son clásicos en las ventas que continuarán de esta manera con variedad de oferta.

Volvieron a venderse muy bien las obras de Andy Warhol que no ha sido un artista muy demandado este pandémico año. Por una cabeza de Águila se pagaron 4,35 millones y por un sola y pobre lata de Sopa Campbell se pagaron 6 millones.

La pintora abstracta americana Joan Mitchell es muy buscada y se pagaron 4,2 millones, por un típico Basquiat 3,3 millones y un lindísimo Jean Dubuffett 4,4 millones.

En Nueva York la oferta era de 13 obras impresionistas y casi el 50% con garantía de venta. Una típica figura de Henri Toulouse-Lautrec, cuya base era de 2 millones y había sido propiedad de Henry Ford II, trepó a 9 millones con 5 candidatos pujando, hay una similar en nuestro Museo Nacional de Bellas Artes y la modelo de la obra es Suzanne Valadon, pintora y madre de Maurice Utrillo, deben ir a disfrutarla.

También se vendió un paisaje de Monet en 4 millones y unos bien comerciales Renoir en 2 millones. De las esculturas sorprendieron los 2,4 millones por una de Jean Arp y los más de 3 millones por una de Noguchi, el arquitecto y escultor japonés-americano de quien se acaba de colocar una de sus esculturas en los jardines de la casa Blanca, como un final aporte cultural del inefable Donald Trump.

Toulouse-Lautrec, sorpresa por su venta en 9 millones.

Algunos artistas contemporáneos multiplicaron en diez sus precios como el congoleño Amoako Boafo con una pintura realizada el año pasado, ya superó el millón de dólares.

Sin duda que el Brexit ha perjudicado a Londres y en cambio el progreso asiático está ponderando el despegue de Hong Kong como la segunda capital del mercado del arte, luego de Nueva York.

Gran Remate en Sotheby´s

30 Obras Maestras em venta

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Retrato de Jacqueline, última mujer de Picasso.
Retrato de Jacqueline, última mujer de Picasso.
Grafismo del uruguayo Torres-García.
Grafismo del uruguayo Torres-García.

El próximo martes 8 a las seis de la tarde se realizará una seleccionada venta en Nueva York, con obras que muestran un criterio ecléctico y que han sido realizadas entre 1882 y el 2015. Muchas de ellas, nunca han salido a la venta y tienen buenísimos antecedentes como la pintura de Claude Monet, Iglesia de Vernon, que vende el Museo de Brooklyn y que hace más de un siglo está en sus colecciones, este fue un tema que trabajó el artista luego de realizar su serie de la Catedral de Rouen y también realizó varas versiones de la misma, siempre buscando reflejar las variaciones de la luz. Se estima vender en 5 millones pero puede llegar a cotizarse más, dos similares del mismo tema se han vendido en 7,5 millones, pero la situación del presente año hace más conservadores los precios y bases de subastas.

Quizás llegue a venderse en 10 millones el retrato de Jacqueline, la última mujer de Picasso con quien se casó en 1961. Esta obra, de junio de 1962 y de medidas regulares (73×54 cm), fue vendida hace casi 30 años y ahora vuelve a ser ofrecida en el mercado.

Es Joaquín Torres-García el más reputado de los artistas americanos. Este genial uruguayo, luego de trabajar en Barcelona y en Nueva York, retorna a Montevideo y en 1936 realiza varias pinturas que reflejan su interés por lo precolombino. Ahora se ofrece un grafismo de 51×31 cm que es muy representativo de su obra y se estima en medio millón de dólares.

Vincent Van Gogh le contó a su hermano Theo que un lindo molino, cerca de La Haya, estaba por ser demolido y que tenía que verlo con él, así que hizo un luminoso gouache sobre papel, de 38×56 cm, que sale a la venta en un estimado de 2,5 millones.

Varios interesados, sobre todo asiáticos, pujaran por un importante móvil de tres metros de Alexander Calder, se titula Mariposa y fue realizado en 1951 y adquirido por Neiman Marcus que lo colocó en una de sus tiendas en Texas. Creo que puede superar los 10 millones de dólares.

De las 30 obras a la venta, solo hay un artista que se ofrece por partida doble y es el demandado y admirado Marc Chagall, entre 2 y 3 millones se pide por sus obras.

También se ofrecen obras de Soutine, Munch, Dubuffet y de artistas contemporáneos. Esta subasta muestra como ya no se busca segmentar las escuelas y estilos sino ofrecer subasta eclécticas.

Molino de Van Gogh.
Molino de Van Gogh.

De esculturas se destacan dos bronces de nuestro querido Rembrandt Bugatti y del cubista Archipenko.

En Buenos Aires está terminando la temporada de subastas, Juan Antonio Saráchaga vendió en buen precio una obra de Antonio Berni, y esa semana vendían Naón, también Martín Saráchaga y la casa Roldan un conjunto variado de pinturas y esculturas, es una pena que todos vendan en la misma semana, deberían ponerse de acuerdo y coordinar las fechas de venta.

Grandes Maestros

Noviembre 2020

Cerrito 1522 (1010) Buenos Aires, Argentina
Tel / Fax. (54 11) 4815-1556.

Ver Catálogo Online

Bugatti El Gran Escultor de los Animales

Realizó 300 Esculturas en tan sólo 15 Años.

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Rembrandt Bugatti.
Rembrandt Bugatti.

Nació en Milán en 1884, su padre era el más famoso diseñador de muebles Art Nouveau, se llamaba Carlo y a su primer hijo ya lo marcó como artista cuando lo bautiza Rembrandt, en honor al holandés. Su otro hijo fue Ettore, el más famoso diseñador de autos, y como si esto fuera poco Giovanni Segantini, el famoso pintor, era tío de estos genios.

De niño Rembrandt ya modelaba con arcilla y plastilina en el taller del padre y con tan sólo 16 años realiza su primera exposición, se mudan a París cuando contaba 18 años y se dedica a trabajar del natural en el Zoo de París.

Al año siguiente es seleccionado para participar en la Bienal de Venecia y la Sociedad del Zoo de Amberes (Bélgica) lo invita a conocer al que era el más grande Zoo del mundo, que se encuentra al lado de la estación de trenes.

A diferencia de sus otros colegas especializados en el tema, como Barye, Méne y Bonheur, que trabajaban en yeso y se inspiraban con dibujos y fotografías, Bugatti siempre trabajó del natural, era de ejecución rápida y siguió las enseñanzas de su maestro Paul Troubetzkoy.

"Joven ciervo pasando".
«Joven ciervo pasando».

Gracias al apoyo de Hébrard, que era el mejor fundidor de bronce de la época, logró que sus obras se destacaran en todos los órdenes, generalmente de cada una de las 300 que realizó hay 6 copias de cada una.

Durante 10 años trabajó en el Zoo de Amberes y cuando llega la primera guerra mundial se recluta como camillero médico y entra en una gran crisis ya que sacrifican a todos los animales del Zoo por falta de alimentos y viaja a París donde se suicida inhalando gas, terminando su vida con tan sólo 31 años.

El éxito de su hermano Ettore con los autos, hizo que su nombre pasara desapercibido por el mercado de arte, hasta que hace 40 años, la pasión y fervor de un joven marchand inglés, Edward Horsewell, lo puso en consideración nuevamente. Posiblemente hoy su colección Sladmore, en Londres, sea la más grande en manos privadas. El Museo d’Orsay tiene 61 esculturas del artista.

"Ciervo"
«Ciervo»

En Nueva York, el próximo día 4, se venderán 10 bronces en valores que fluctúan entre 200 mil y 1,5 millones de dólares, solamente cuando se vendió una pequeña parte de la colección del actor Alain Delon, que eran 12 esculturas, hubo una oferta tan interesante. La subasta es en Christie’s y está titulada “La Ménagerie” que significa “Casa de Fieras” y también se ofrecen lindísimas esculturas de Pompon y otros genios “animalistas”.

Las esculturas de Rembrandt Bugatti son siempre pequeñas y con una altura promedio de 40 cm, pese a ello cuatro veces en subasta han superado los 2 millones de dólares con las dos obras más buscadas que son un Baboom y un Tigre. Pocas figuras ha realizado de humanos y también son muy disputadas. En la Argentina hay varias escultoras que continúan su estilo en caballos y otros animales.

Fernando Botero

La gran figura del arte iberoamericano.

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

La semana pasada Christie’s realizó su remate de arte latinoamericano y recaudó 9 millones de dólares por la venta de 56 obras. De Botero eran 5 obras que se vendieron en 3,75 millones, con lo cual el 42% del remate es lo que representa el mercado de Botero.

Autorretrato en traje de Velázquez.
Autorretrato en traje de Velázquez.

Nacido en Medellín, Colombia, hace 88 años en un hogar muy humilde, quedó huérfano de padre con tan solo 4 años. Un tío lo anota cuando tiene 14 años en una escuela de toreros, pero más que revolear la capa, dibuja a los personajes de las corridas y ya a los 16 años le publican sus ilustraciones en un diario de Medellín, y cuando apenas cuenta 19 años realiza su primera exposición en Bogotá.

Con el dinero de un segundo premio en un concurso de pintura viaja a Europa y en Madrid. Se pasa un año copiado grandes maestros en el Museo del Prado, viaja también a París y en Florencia y se deslumbra con los Renacentista que marcarán definitivamente su personalidad.

Comienza a tener su estilo de grandes volúmenes cuando, en México, a los 24 años realiza una guitarra que parecía “inflada”. Él considera que sus personajes no son “gordos” sino que los califica de “volumétricos”.

Jugadores de Cartas, vendida en 2 millones de dólares.
Jugadores de Cartas, vendida en 2 millones de dólares.

Generoso ha donado cerca de 300 obras, tanto al Museo de Antioquia en Medellín, como al Banco de la República en Bogotá que ha creado el Museo Botero.

Sus monumentales esculturas de 3 metros de altura han sido expuestas en más de 50 ciudades en todo el mundo. En Buenos Aires tenemos un “Torso” en el Parque Thays.

Hace 40 años que está casado con la escultora griega Sophia Vari. Cinco de sus pinturas han superado los 2 millones de dólares y la última vendida ha sido “Jugadores de cartas”. Realizada en 1986, de 150×190 cm, duplicó su base. Representa un poker en un prostíbulo.

Durante años fue galería Marlborough su representante, pera ahora no tiene un marchand definido. Sus esculturas son muy valoradas y generalmente son fundidas en 6 copias en bronce y también 4 han superado los 2 millones de dólares.

Caballo con Silla, vendido en 600 mil dólares.
Caballo con Silla, vendido en 600 mil dólares.

Una de sus mejores pinturas está en el Museo MALBA, donde hay que reservar turno para concurrir en estos momentos de Pandemia.

Botero es personal y es fácil descubrirlo, lo que es un buen requisito para el éxito en el mercado. Ya se están vendiendo en buenos precios sus obras en China, con lo cual pensamos que su cotización, que ha sido estable en la última década, seguramente se valorizará en los próximos años.