Manet, padre del modernismo y un gran provocador, cuyas obras se venden en fortunas

Entre el realismo del siglo XIX y los impresionistas se encuentra la figura de Manet, que era idolatrado por sus colegas impresionistas, pero nunca perteneció ni expuso con el grupo. Édouard pertenecía a una familia acomodada, que soñó par él una carrera de abogacía o bien en el ejército, por suerte fue rechazado en cursos de ingreso a dichas carreras y terminó estudiando pintura en París.

Siempre buscó la consagración y el reconocimiento a través de lo que se llamaba el “arte oficial” que significaba triunfar en los salones anuales de la Ciudad de la Luz. A diferencia de la mayoría de sus colegas, quienes representaban imágenes de literarios o de temas religiosos, Manet se ocupó de reflejar lo que hacía la burguesía: bares, hipódromos, corridas de toros y siempre buscó “escandalizar” a los jurados de los salones y lo logró con creces.

 Decía que el mayor pintor de la historia era don Diego de Silva y Velázquez, y coincidimos con él. Viajó a España durante tan solo diez días pero la pintura hispana caló fuerte en sus entrañas. Baudelaire y Zola, los grandes escritores de la época, fueron sus amigos y lo admiraban. En 1865 se produce el primer “escándalo”, le rechazan su obra “Almuerzo en el Parque” y es expuesta en el Salón de Rechazados. Tanto se comenta la obra que su nombre comienza a ser conocido, una lindísima mujer desnuda está de pícnic con dos señores muy bien vestidos y una compañera que está en el fondo, esto daba a entender que en los parques públicos de París había sexo y no se lo quería admitir. Al año siguiente, insólitamente, es admitida “Olympia” con Victoria, la misma modelo que reúne también algunos datos que nos permiten deducir que es una “trabajadora sexual”, como parece que hay que decir ahora, lindísima obra fue la consagración final de Manet. Nuestro Cesáreo Bernaldo de Quirós realizó también en París una obra similar, que causó también mucho revuelo porque la modelo tenía abundancia capilar en la zona baja, y en varios museos no se la dejaron exponer, hombre práctico el entrerriano la “depiló” con el pincel… Sería lindo que el Museo Nacional de Bellas Artes la saque de su reserva, y su larguísima cuarentena, y nos la deje admirar algunos días.

Otra obra lindísima y muy criticada en el Salón de París fue “El Bacón” donde la modelo principal es Berthe Morisot, su cuñada pintora. Manet nunca quiso vender esta obra que le encantaba y cuando muere la adquiere el pintor Gustave Caillebotte, quien al año siguiente la dona al Museo del Louvre.

Pintó poco y solamente aparecen 2 o 3 pinturas en venta en subasta cada año. Un paisaje de una calle de París fue récord durante mucho tiempo al venderse en 25 millones en 1989, luego se vendió muy bien y en dos oportunidades un autorretrato fue pagado 33 millones. Finalmente el Museo Getty compró una elegante dama con sombrilla en 65 millones.

Son lindísimas sus pequeñas flores y floreros de 33 x 24 cm que se venden en un promedio de 10 millones de dólares (contado con liqui). Aquí en Buenos Aires en el MNBA hay una obra primeriza que ostenta un interesante “Pentimento”, cuando nos abran el Corralito vayamos a verla.

Por el coronavirus, China asoma como nuevo líder del mercado del arte tras la pandemia

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Nadie sabe cuándo se terminará el coronavirus ni sus nefastas consecuencias, los más optimistas pensamos que en Septiembre las cosas estarán normalizadas y tendremos al menos un cuatrimestre para recaudar algo, y que el déficit del año pueda ser absorbido por las reservas de las distintas galerías y casas de remate que sobrevivirán.

Los compradores e inversores necesitarán más tiempo para retornar al mercado con ESPERANZA Y CONFIANZA. Querrán ver cómo se comporta y cuál será el nuevo nivel de precios, hoy nada lo tiene, ni el arte, ni los inmuebles, ni los alimentos que compra el Ministerio de turno. El punto de referencia será cómo fue el mercado el año pasado en el 2019, y justo acaba de presentar su completísimo informe ARTPRICE que es el más certero de los medios que se ocupan de reflejar la información del mercado. Primera sorpresa es que el volumen de venta bajó un 14%, pero los precios subieron un 0,5%, el mejor momento del mercado fue en el 2011. Francia, como veníamos diciendo, creció un 18% , pero USA y Gran Bretaña bajaron en el monto de su volumen de ventas. Se vendieron en subastas en el año 550.000 pinturas, esculturas, dibujos, grabados y el 38% de lo ofrecido no encontró comprador. En China se mejoró el porcentaje de ventas, ya que generalmente más del 50% no se vendía porque la base era muy alta.

La obra más cotizada fue “Las Parvas” de Claude Monet que en 1986, 33 años atrás, se vendió en 2,5 millones, ahora se vendió en 111 millones de dólares, parece que al comprador no le importaron las “retenciones”… Ya que se valorizó 44 veces.

Una locura me pareció lo pagado por la escultura de Jeff Koons, de la cual hay 4 ejemplares, que se vendió en 91 millones y es la obra récord del arte contemporáneo, que es el que más recauda y se ha valorizado 20 veces en 20 años!!! ¿Quién lo hubiera sospechado?

Siguen siendo Picasso (más de 3000 ventas) y Monet los dos principales artistas de todos los índices de ventas, y curiosamente el tercero es un chino, ZAO, quien vivió en Francia y hoy sus obras son lo más cotizado en Hong Kong. Sus promedios de venta son muy sólidos, sus óleos 4 millones, un dibujo 100 mil dólares y los grabados 5 mil dólares. Hay otros 3 chinos entre los que más venden y también están nuestros admirados Magritte, Bacon y Rothko entre los más buscados.

Sotheby’s tuvo un gran año, aunque su comprador debe estar lamentándose de haber enterrado 3 mil millones de dólares en ella. Vendió 3.589.000.000, apenas 60 millones menos que Christie’s, la líder del mercado. Las otras dos casas de Occidente son Phillips y Bonhams, y las otras 5 principales son chinas que representan el 31% del mercado, no me sorprendería que fueran los chinos los líderes del mercado en el próximo balance que haremos en el 2021. Acá en Argentina 3 remates on-line están tanteando el mercado.

Coronavirus y Arte Argentino: un mercado con futuro online, en pesos y en cuotas.

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Nadie tiene claro qué pasará y qué acciones serán las más efectivas para recobrar un ritmo de trabajo razonable luego de la pandemia. El hemisferio norte lo tendrá un poco mejor que nosotros ya que su actividad posiblemente se retome en septiembre, que es luego de sus vacaciones, pero un semestre se ha perdido y al menos por un tiempo la actividad será menor a un tercio de lo que era hasta fines del 2019.

Todos nos volcaremos a la promoción y venta on-line y veremos cuánto de éxito nos depara, creo que los precios bajos y un buen número de cuotas y ventas en pesos serán los principales atractivos que se utilizarán para aficionar a los compradores al sistema en la Argentina. Lo veo para el mercado local y difícil para la venta de exportación, ante los demasiados impuestos que tiene la misma en nuestro país, a manera de ejemplo, con artistas fallecidos hace 50 años, un 12% de impuesto y las divisas te las liquidan en pesos y con un dólar con una brecha a la fecha de casi un 35%, si sumás fletes, ingresos brutos y ganancias, estás en más de un 50% con lo cual las ventas con estas tasas e impuestos se convierte en “Misión Imposible”.

Los compradores de obras importantes creo que seguirán disfrutando de las galerías y de las subastas porque cuando la obra es destacada uno prefiere verla en “vivo y en directo” y no meramente por la pantalla de la computadora, el teléfono o la  tablet. Es muy importante tener la página on-line actualizada y semanalmente publicar algún atractivo de oferta y obras nuevas para acostumbrar al comprador a visitar la página en reiteradas oportunidades, por lo tanto las páginas de los artistas, que serían un buen atractivo, solamente ante un esfuerzo económico extra de los creadores estarán actualizadas.

El conocer al artista tiene un valor agregado y para ello se puede organizar, ya sea con visitas al taller o bien en galerías o centros culturales, o incluso con clases magistrales como hacen en Instagram algunos de ellos como Ricardo Celma y Damien Hirst. Sería bueno que el Fondo Nacional de las Artes realizara concursos a un ritmo de dos por mes y de esa manera ayudar a los 24 ganadores con un ingreso regular que les permitiera tener una parte importante de sus gastos cubiertos, estoy pensando en sumas de cien mil pesos o mil dólares de premio mensual por doce meses. Es un buen momento para fomentar el grabado y las obras en múltiplos y en series que permiten venderse en valores bajos y atractivos y siempre son un buen puntapié inicial. Son los famosos club de grabado que permiten un interesante ingreso para el artista y su representante.

Esta crónica y las últimas presentadas solamente buscan ayudar a los artistas y los operadores del mercado a salir de la difícil coyuntura en que todos nos encontraremos cuando la actividad se reinicie, el mercado argentino siempre ha sido pequeño y ahora por una década lo será aún más, por lo tanto deberemos ser generosos en ideas y esforzados para lograr que la mayor cantidad de artistas puedan vivir de su arte.

Qué pasará con el Arte en la Argentina después del coronavirus

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

La realidad del mercado de arte en diciembre de 2019, es la mejor cara que tendrá el mercado de arte frente a lo que acontecerá durante la próxima década o bien en los próximos 7 años de vacas flacas. Cuando las cosas se normalicen, algo que no tenemos la menor de idea de cuándo ocurrirá, veremos que de los participantes del mismo quedan, con suerte, la mitad de ellos y algunos simplemente para liquidar las escasas tenencias que tienen en sus locales, por lo tanto los vendedores y promotores serán muchos menos.

 Los precios bajarán porque hay muchos con necesidad de estar líquidos para pagar lo que deben a los artistas, sueldos, alquileres, impuestos  y vicios entre otras yerbas.

Los compradores serán menos y además no tienen certeza del precio justo e incluso, como su capital se achicó en un buen porcentaje, no tiene el ánimo para comprar nada en especial.

Las galerías de arte con suerte serán la mitad de las que había y si tenían 4 empleados ahora tendrán la mitad.

Las casas de remate harán menos subastas y buscarán encontrar alguna referencia para poder tasar aquello que les confían para vender, sería interesante que utilicen los buenos locales que poseen para también hacer exposiciones de arte y así fomentar el arte local que es el que más alegrías les da en las últimas décadas, veo que Roldán y Azur lo hacen y pienso que todos pueden hacerlo y sería algo muy bien visto por la comunidad cultural sin duda. Solamente necesitan 90 días sus salones para las tres subastas que realizan anualmente. Las grandes casas de remates lo hacen con gran éxito.

Muy bueno sería que el Banco Ciudad volviera a tener el peso y la importancia que tuvo en el pasado. Muy importante deberá ser la participación del Estado en la difusión y el apoyo al arte nacional, tanto los museos como los centros culturales deben ceder sus espacios para que expongan los artistas contemporáneos nacionales, que son de primer nivel y que ante las pocas galerías de arte que quedarán no tendrán facilidades para mostrar las obras inéditas que producen, esperemos que no se demoren los fondos para terminar el arreglo del Palais de Glace, lugar extraordinario para mostrar arte. El Fondo Nacional de las Artes debe activar el movimiento de sus fondos y entregar préstamos a baja tasa y otras ventajas a nuestros artistas.

La difusión y venta del arte será en gran parte on-line ya que no genera grandes gastos.

Uno de mis hermanos me hizo notar que en mis últimas notas había perdido mi característico optimismo, sin duda debe tener razón, hoy me siento con ESPERANZA, en todos los ordenes de la vida estoy seguro que buscando la excelencia y amando lo que uno hace se llega a los éxitos, hace 44 años que me dedico full-time a difundir el arte de los argentinos y creo que esta nueva crisis permitirá el reacomodamiento definitivo de algunas áreas de nuestra vida cotidiana y pienso que el ARTE es una de ellas y las nuevas generaciones no repetirán los errores que la nuestra por estulticia ha cometido.

Ahora sin duda, ARGENTINOS A LAS COSAS.

Mercado del Arte: las épocas de crisis son ideales para hacer grandes diferencias

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Finalmente llegó la tarde y la hora en la cual se paró el crecimiento del mercado del arte y de sus precios. Hace 40 años que el mercado tiene una bonanza inesperada y donde los agentes del mismo nos hemos visto beneficiados, todo comenzó con la venta de los “Girasoles” de Van Gogh en 40 millones y ahora una peste “corona”, este cierre poco virtuoso. Es el misterio lo que domina el futuro, pero aquellos que en estas horas nos cuentan lo que pasará, son más bien novelistas que analistas. Nadie previno esto y pocos pensamos que algo así existiría. Es una desgracia que perjudica a todos, el mundo es más pobre o menos rico, hay actividades que van a desaparecer y otras trabajosamente renacerán como el turismo, pareciera que solo aquellos conservadores y “timoratos”, que apostaron al oro y a los metales, están con balances parecidos a los de hace cien días, pero ni siquiera ellos, porque el mundo es otro y habrá que adaptarse a lo que ocurra en los próximos tiempos.

En los pasados seis meses el mercado de arte había bajado en volumen un 12% y pensábamos que lo que faltaba era “mercadería”. ¿Qué pasará? Podremos analizarlo luego de dos años, no son épocas para ofrecer públicamente grandes obras que únicamente podrán ser comparadas por los Estados ricos, pero cuya adquisición no será bien vista por la sociedad. Todo tiene un precio menor, que estimo es un “25%” menor, que es lo que han bajado las bolsas y el valor del Real Estate. Igual ahora no hay operaciones y nadie sabe cuándo habrá un mercadito para operar.

Creo que vienen épocas de grandes cambios y de nuevas generaciones en este mercado y los viejos debemos “desensillar” hasta que aclare o bien tener una “cuarentena” eterna. Cada vez se venderá más arte contemporáneo en las subastas porque las ventas serán lo que sostengan a los artistas. Se achicará mucho el mercado, cerrarán casas de remate, galerías de arte y todo aquello que rodea al mercado, con la baja de precios se dañará la imagen del arte como refugio de valor, pero luego de 7 años de vacas flacas, todo será como era entonces, ya lo demostró el mercado de arte en el 2008 con las crisis de las hipotecas que solo lo afectaron un año y luego el arte siguió “pum para arriba”.

Los próximos 3 años son los adecuados para comprar y luego, de a poco, ir revendiendo lo comprado a precios ventajosos. Las épocas de crisis son las ideales para hacer grandes diferencias. Siempre comprar con audacia y vender con paciencia.

Gustavo Boggia

Coca Cola convocó a Ricardo Celma para pintar una botella

RICARDO CELMA

Coca Cola realizó una nueva planta en la ciudad de Houston, Estados Unidos, la cual decidió convocar a los cinco artistas contemporáneos que consideran que son los más representativos de cada uno de los países con los que la planta trabajará: Argentina, Ecuador, Estados Unidos, México y Perú, para que plasmen la “botella Coca-Cola” de cada país.  Estas se exhiben en la planta y en el Museo de la firma de gaseosa. 

En representación de Argentina fue Ricardo Celma, quien, desde hace años pretende plasmar en sus creaciones parte de nuestra historia, mitologías argentinas y parte de nuestra cultura; Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Benito Quinquela Martín, Ernesto de la Cárcova, Eduardo Sivori, son algunas de la personalidades que aparecen en sus pinturas a modo de homenaje. 

En la botella realizada por Celma predomina el celeste y el blanco de nuestra bandera, como así también elementos del escudo nacional. La Figura femenina es el elemento de mayor impacto dentro de la misma la cual posee un gorro frigio que representa la libertad, la igualdad y el sacrificio; los brazos diestros que estrechan sus manos, representan la unión fraternal de los hombres y de los pueblos; el laurel como símbolo de victoria y de gloria; el sol en representación de la verdad, la majestad y la prosperidad.

El coronavirus no afecta las subastas de arte, pero faltan compradores y bajan las ventas

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

No es solamente el mercado del arte el que está sufriendo la incertidumbre que domina el mundo desde hace dos semanas, no es una guerra, o la amenaza de alguna, la que ahora sacude al mundo económico, sino que es un virus “el coronavirus”, que no se conocía, del cual no hay vacunas y cuyos efectos se agravan día a día. Hoy el mundo económico está devaluado y lo que ocurre no fue posible de prever.

Sin hacer nada, el mundo es más pobre sin haber realizado nada para serlo, en muchas partes la gente no sale de sus casas, no consume y se resiente la economía de todo el mundo, cuándo se termina esto o cuáles serán sus consecuencias no lo sabe nadie.

Aún en el mercado de arte no se han suspendido subastas o exposiciones, pero la gente está poco afecta a ver arte o a concurrir a museos o galerías.

No hay dudas que el volumen del mercado será más pequeño, las ventas han bajado en un 5% en el mundo, y un 10% en China, y en un 9% en Inglaterra y han subido un 7% en Francia, creo que este año deberán bajar. Los chinos serán los primeros en comprar menos y otro tanto los británicos que se arrepentirán de su salida de la comunidad europea.

La semana pasada se vendieron en Nueva York unas 400 obras de arte contemporáneo y se recaudaron 54 millones de dólares. Viendo las ventas se me ocurrió recomendarles a tres artistas que considero que están en buenos valores para comprar obras de ellos, si les gusta lo que hacen o hicieron. Arnaldo Pomodoro (1926) es el más conocido escultor italiano, sus bronces son pulidos y es generalmente la forma de esfera lo que domina sus obras. La de mayor tamaño que conozco está en el Vaticano y fue un regalo del artista a Juan Pablo II, la misma esfera tiene 4 metros de alto y ancho. Sus valores van desde 1000 dólares en adelante y se pueden comprar obras de unos 20 cm en 40 mil dólares. Sus precios son un 15% más bajos que hace 20 años, no todo el arte sube.

George Segal (1929-2000) es otro escultor muy personal y que representa como nadie a la gente de Nueva York en mi opinión. Sus figuras son en yeso blanco o bien son bronces pintados de blanco para parecer de yeso y ser anónimos y solitarios por la gente de Manhattan. Hay obras suyas en múltiples de 150 que se pueden comprar en menos de 5 mil dólares y la semana pasada se vendió un bronce del cual hay 8, pintado en blanco y de tamaño natural de un mujer sentada en una silla que se vendió en 125 mil dólares y hace 6 meses se vendió otra igual en 80 mil dólares en París. En los últimos 20 años su obra vale un 60% menos.

Y finalmente recomiendo la obra de Robert Indiana (1928-2018), este americano hijo de la palabra LOVE un autorretrato de su obra y la palabra la ha realizado en esculturas, tapices y pinturas. Hay de todos los tamaños y materiales, mis preferidas son las esculturas, el artista intentó registrar la palabra como suya, pero no fue posible y me parece lógico. Su valorización en 20 años ha sido solamente del 15%.

No hay obras de ellos en el mercado argentino, pero enviando un mail a Chrisitie’s y Sotheby’s, ellos les avisarán cuándo sale algo a la venta.

Ahora a cuidarnos y a no contagiarnos.   

El Mercado del Arte en una batalla por una colección de u$s 400 millones

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Todos necesitan buenas obras para abastecer el mercado y hoy es muy difícil conseguirlas, están los compradores pero no aparecen los vendedores.

Donald Marron ha sido uno de los mayores compradores de arte contemporáneo durante las últimas seis décadas, siempre ha estado entre los 200 más grandes compradores que publica la revista ARTnews. Falleció a los 85 años en el pasado diciembre. Siempre se dedicó a los negocios financieros y fue el artífice de la venta de PINE WEBER a la unión de bancos suizos (UBS) en 12 mil millones de dólares, allí logró formar una colección corporativa de 850 obras y siempre manifestó que para hacer buenos negocios había que tener buenas obras  en las oficinas. Su colección privada son unas 300 obras valoradas en 450 millones, en tan solo dos semanas se han vendido diez de ellas en más de 200 millones y en abril se harán dos exposiciones donde se venderá todo lo que queda. Los sucesores de Mr. Marron pidieron ofertas a Chiristie’s, Sotheby’s y Phillips, generalmente estas licitaciones privadas son ganadas por los subastadores que logran su beneficio en las altas comisiones que cobran a los compradores, que fluctúan entre el 12 y el 25% del precio de martillo y al vendedor no se le cobra nada o bien un máximo del 10%, esto es así porque lo que falta es: OFERTA.

Las galerías de arte no cobran comisión al comprador sino que negocian con el vendedor sus honorarios o bien fijan un precio neto para el vendedor. Este negocio no lo harán las rematadores, sino tres de la más grades galerías del mundo: Pace, Gagosian y Acquavella que ofrecieron mejores condiciones a los herederos y en pocos días ya tienen el éxito asegurado, seguramente sus honorarios no superen el 10% pero ello son 45 millones de dólares y además la alegría de haber logrado vender ellos las obras.

Ya se vendieron en 105 millones dos pinturas de Picasso, “Mujer con boina” (su segunda mujer Jacqueline) y retrato de Dora Maar (una de sus amantes) al ex hombre de Casinos, Steve Wynn, quien renunció a su empresa acosado por las denuncias de señoras y señoritas sobre acosos sufridos por ellas.

Un lindísimo Rothko se vendió en 70 millones, un colorido Cy Twombly se pagó 30 millones, un Gerhard Richter, 17 millones, y un Bradford se fue a Asia luego de una transferencia de 6 millones.

Hace un tiempo que el Sr. Marron tenía en exhibición privada la mayoría de las obras en un piso del Art Decó, Edificio Fuller en 57 y Madison, un edificio que durante 30 años tuvo otras tantas galerías de arte y necesitabas unas 8 horas para verlas a todas.

También hay ahora otra oportunidad para que compitan galerías con rematadoras, ya que la mayor parte de los bienes del divorcio de Harry y Linda Macklowe, son las 65 obras de la colección del matrimonio valuadas entre 625 y 788 millones, todos quieren venderlas y veremos quién finalmente lo hace. Christie’s ya habla de mil millones y esperan tenerlas en mayo para su gran venta de arte contemporáneo.

Artículo Para El Cronista Comercial, jueves 5 de Marzo

Rikelme

16 de Marzo de 2019

De Lunes a Viernes de 10 a 20 hs. Sábados de 10 a 13 hs.

Cerrito 1522 (1010)
Buenos Aires, Argentina
Tel / Fax. (54 11) 4815-1556.