Remates de Arte, plenos de virus.

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Es mayo el mes de mayores ventas de arte en el mundo, generalmente cambian de mano objetos por valor de 5 mil millones de dólares, pero el virus no ha permitido convencer a los dueños, de los objetos a vender, que la venta on-line sea el modo apropiado y la mayoría de los grandes lotes han pasado a estar en venta privada o bien a la espera que en noviembre todo esté superado.

Las pocas cosas de altos precios se han vendido muy bien, no es normal ver un Paul  Klee con una base de 2 millones y mucho menos verlo venderse en 4,5 millones de dólares. Una témpera de Magritte se vendió en 2,2 millones y fue otra sorpresa. Los precios y las bases eran más bien bajos y por lo tanto se vendió un alto porcentaje. Esta semana se vendió arte de Vietnam en París y se recaudaron 8 millones de dólares.

Ahora Phillips ofrecerá dos obras con bases superiores a los 10 millones de dólares, un Basquiat y un Joan Mitchell, y se harán importantes ventas en simultáneo en seis ciudades para que nadie quede sin pujar. Una de las obras más lindas es de Wifredo Lam y busca superar todos sus precios ya que se piden 8 millones de dólares por ella. El artista nacido en cuba  vivió en París y era fanático del arte africano, veremos que pasa con ella.

Nadie tiene claro cuándo se va la peste o cuándo viene la vacuna, por lo tanto estos tiempos son de imposibles pronósticos y podríamos llamarlos de “masacre de inocentes” ya que serán menos del 50% los agentes del mercado que quedaran de pie. Todo se achicará y volver a los números del 2019 llevará mínimo una década.

Pienso que los chinos serán el segundo mercado del mundo y Londres perderá ese lugar, los americanos seguirán dominando el mercado y por nuestras tierras hay que aplaudir la tarea de AZUR que ya ha realizado 4 subastas en medio de la pandemia, algunos aun no han realizado subastas. El gasto y las inversiones están en tiempo de espera y eso se nota en el mercado, durante un tiempo seremos los comerciantes aquellos que compremos los objetos que se ofrecen para volverlos nuevamente al mercado cuando los compradores retornen al mismo.

Fernand Léger, Original y único.

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Es curioso ya que Francia es la número uno en promocionar y difundir su arte y ha sido la primera en comprender que el arte es uno de los mayores atractivos que tiene el turismo.

Nacido en 1881 y fallecido en 1955, hay un museo en su honor en  la ciudad de Biot, con 400 de sus obras, que queda a solo 20 km de Niza y a pocos kilómetros está el mejor restaurante del mundo, MIRAZUR, del encantador genio Mauro Colagreco, con lo cual le agregamos una visita al Casino de Montecarlo y ya tenemos un fin de semana inolvidable (cuando termine la cuarentena).

El padre de Léger fallece cuando Fernand tiene tan solo 2 años. Cursa estudios regulares, y también con un arquitecto durante dos años, y a los 19 años lo tenemos en París, donde ingresa a la Escuela de Arte Decorativo porque no había lugar en Bellas Artes, igual hace algunas clases con un gran pintor realista, y el mejor en temas orientales, que fue Jean-Léon Gérôme. Sus primeras pinturas son de carácter impresionista, en 1907 el gran acontecimiento es la retrospectiva de Paul Cézanne que vuelve fanánticos suyos a la mayoría de los artistas de la época, luego que había sido denostado durante su vida e incomprendido por todo el ambiente cultural. Es el gran momento del cubismo con Picasso y Braque a la cabeza, y con la incorporación de Léger que nos describe un mundo industrial con figuras de conos y cubistas, los tres artistas son representados por uno de los mayores marchands de la historia, Kahnweiler, quien luchó para imponerlos. Léger hace escuela y su obra de la década del diez es fundamental dentro del arte moderno. Son el famoso arquitecto Le Corbusier (hay una casa diseñada por él en La Plata) y Ozenfant los que siguen su estilo y criterio con gran calidad.

Realiza su primera exposición en la década del veinte y la figura de mujeres pasa a ser su tema principal. En 1935 el MOMA de Nueva York le realiza una retrospectiva y otro tanto el Instituto de Arte Moderno de Chicago, también durante la guerra se queda a vivir en Estados Unidos y da clases en la universidad de Yale. Meses antes de morir gana la Bienal de San Pablo en Brasil.

No es un artista muy valorizado, se pueden comprar obras suyas en el rango de los 300 mil dólares, pero las más cotizadas y más escasas son las de la década del diez, que se han pagado entre 70 y 22 millones de dólares. Sus precios son estables, han subido solamente un 24% en los últimos 20 años y el precio de sus grabados ha bajado un 50%, son témperas la mayoría de sus obras y aparecen en el mercado cada año un centenar de ellas, pinturas son aproximadamente 30 las que se ofrecen y esculturas, que son generalmente cerámicas, unas 10 y su mayor precio fue un millón por una gran cerámica.

En nuestro Museo Nacional de Bellas Artes hay una lindísima obra que podremos ver cuando nos abran la tranquera.

MARK ROTHKO (1903-1970) Ícono del Arte Norteamericano

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Nació y vivió sus primeros diez años en Letonia (1903-1913). De familia judía, recibieron hostilidades por parte de la población rusa, hizo la escuela normal sin ninguna particularidad con el dibujo y la pintura. Su padre parte con dos de sus hijos mayores a Estados Unidos y se radican en Portland, Oregón. Allí trabajan en la industria textil y luego de tres años logran traer a Mark, su hermana y su madre quienes habían quedado en Letonia. Al poco tiempo fallece su padre y la familia debe hacer cualquier tipo de tareas, Mark se convierte en buen “canillita” que distribuye el diario local, continúa sus estudios y logra entrar en la Universidad de YALE en 1921. Su idea era ser abogado o ingeniero, y luego de casi tres años la abandona y viaja a Nueva York donde se dedica a pintar especialmente retratos. Entra en una escuela de arte, porque era autodidacta, y tiene la gran suerte de tener a un genio como maestro y mentor, Arshile Gorky, uno de los más grandes artistas que trabajó en Manhattan y que desarrolló el surrealismo con personalidad y profundidad, son años brillantes en Estados Unidos, el presidente decía que la prosperidad estaba a la vuelta de la esquina, hasta que llega el 29 y la gran depresión, y una desocupación equivalente a la actual con la pandemia.

Mark consigue trabajar como profesor de pintura y lo hace en un instituto desde 1929 hasta 1952. Comienzan sus exposiciones, generalmente de acuarelas y grafitos, en la década del treinta en Oregón, donde era más fácil exponer, en dicha década en Nueva York exponían Cesáreo Bernaldo de Quirós y Benito Quinquela Martín.

La pintura de Rothko se podía encasillar en el surrealismo y además de su maestro, en el grupo de sus amigos y colegas, era la figura de Milton Avery, pintor figurativo, a quien todos admiraban. A partir de 1947 es que aparece en la pintura de Rothko la imagen que conocemos de telas con dos a cinco  colores, generalmente cuadrados y rectángulos de color y con bordes que van despareciendo en sus lienzos. Es uno de los artistas más demandados en el mundo actual y algunas de sus obras se han vendido privadamente en más de 100 millones de dólares. En subasta una lindísima, que era de David Rockefeller (parecía la bandera española), había sido comprada en 1960 en Knoedler Gallery en 5 mil dólares y hace una década un marchand sudamericano le comentó que creía que valía 15 millones de dólares, al coleccionista le pareció un disparate y consultó a las casas de remate que confirmaron la tasación, la manda a subasta y se vende en 82 millones y el comprador fue la Jequesa de Qatar (Rockefeller donó todo el dinero que le liquidaron por ella, cerca de 70 millones).

La obra fundamental del artista le llevó 3 años y son 14 telas negras que se encuentran en la pequeña capilla que la familia Menil hizo construir en Houston, la misma se inauguró en 1971, al año siguiente de la muerte de Rothko, no tiene religión establecida, no está consagrada y es para todas ellas, se justifica conocer Houston por esta capilla y por el estupendo museo que la familia Menil ha realizado.

Sus pinturas son muy herméticas, espero con estas líneas ayudarlos a disfrutar un poco más de ellas.

Velázquez, El Número Uno

El Sevillano es el más admirado de los pintores de la historia.

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Las Meninas

Es mi favorito y lo primero que hago en Madrid, luego de dejar la valija en el hotel, es correr al Museo del Prado a saludar a mi amigo y genio don Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (1599-1660). 

Fue pintor de pocas obras, en sus 60 años realizó unas 120 o menos según expertos más rígidos, pero no importa, simplemente con las tres que acá reproducimos alcanza para ser el número uno.

Usó el apellido de su madre, como también lo hizo el otro genio Pablo Ruiz Picasso, era una costumbre andaluza. Era el mayor de los 8 hermanos y vivían en Sevilla que era la más importante y populosa ciudad de España por aquel entonces. También allí trabajaban Murillo y Zurbarán, parece mentira que los tres sean contemporáneos y que vivieran en la misma ciudad, las pinturas que hacían eran encargues de las órdenes religiosas.

La Venus en el Espejo

A Velázquez lo ponen a estudiar con Pacheco, que era un gran teórico y no tan buen pintor. A los 18 años ya recibe su patente de pintor y también se casa con una niña de 15 años que era la hija de su maestro Pacheco. Sus primeras pinturas son algo tenebristas y nos recuerdan a Caravaggio, cuyas obras no conocía y posiblemente las conoció en Roma cuando viaja diez años después. A los 24 años viaja a Madrid que tenía a muchos andaluces en la casa real con el Rey Felipe IV, quien tenía solo 6 años menos que Velázquez, y el más influyente era el Conde-duque de Olivares, quien lo hace pintor del rey y de la Corte, esto le da una gran tranquilidad económica, pero lo único que importaba para Velázquez era ser noble y desgraciadamente el único dudoso antecedente que tenía era el abuelo paterno y era en Portugal.

El primer viaje a Italia fue para ver y estudiar pintura y el que lo recomendó fue Pedro Pablo Rubens que se  pasó un año en Madrid, copiando obras de la colección del Rey y ejerciendo acciones diplomáticas, era como un Kissinger de la época, el maestro flamenco. Diez años después realiza otro viaje a la Península con la excusa de comprar obras para la colección del Rey, y en Venecia compra algunos Tintoretto y Tiziano y pinta tres de sus mayores pinturas. El retrato de Inocencio X, que se encuentra en la poco conocida galería Doria Pamphili, es el que luego recreó unas 40 veces Francis Bacon.


Juan de Pareja

El único desnudo que se le conoce, “La Venus del Espejo”, que se encuentra en Londres en la National Gallery y que quizás sea el más bello desnudo jamás pintado, aún se discute quien es la modelo, que pareciera ser una joven pintora Flaminia, más que amiga de Velázquez. Y el tercero que pintó en Roma fue el de su esclavo “Juan de Pareja” quien también era pintor, lo liberó allí a condición de 4 años más de servicios que eran importantes porque era el que le preparaba los colores y los lienzos. Esta obra apareció en el mercado en 1970 y fue promocionada como la única obra que superaría el millón de dólares (eran otras épocas claramente), se vendió en 5 millones de dólares y esta en el Metropolitan Museum de Nueva York.

Finalmente en 1658, y gracias a una gracia papal, se logra que Diego sea noble e integre la Orden de Santiago, dicen que fue el mismo rey que pintó en el pecho de Velázquez en su cuadro “Las Meninas”, la famosa cruz que acá es isologo del Banco de Galicia, sino es “vero es ben trovato”.

Este genio y nuestro Gardel, cada día cantan mejor.

Manet, padre del modernismo y un gran provocador, cuyas obras se venden en fortunas

Entre el realismo del siglo XIX y los impresionistas se encuentra la figura de Manet, que era idolatrado por sus colegas impresionistas, pero nunca perteneció ni expuso con el grupo. Édouard pertenecía a una familia acomodada, que soñó par él una carrera de abogacía o bien en el ejército, por suerte fue rechazado en cursos de ingreso a dichas carreras y terminó estudiando pintura en París.

Siempre buscó la consagración y el reconocimiento a través de lo que se llamaba el “arte oficial” que significaba triunfar en los salones anuales de la Ciudad de la Luz. A diferencia de la mayoría de sus colegas, quienes representaban imágenes de literarios o de temas religiosos, Manet se ocupó de reflejar lo que hacía la burguesía: bares, hipódromos, corridas de toros y siempre buscó “escandalizar” a los jurados de los salones y lo logró con creces.

 Decía que el mayor pintor de la historia era don Diego de Silva y Velázquez, y coincidimos con él. Viajó a España durante tan solo diez días pero la pintura hispana caló fuerte en sus entrañas. Baudelaire y Zola, los grandes escritores de la época, fueron sus amigos y lo admiraban. En 1865 se produce el primer “escándalo”, le rechazan su obra “Almuerzo en el Parque” y es expuesta en el Salón de Rechazados. Tanto se comenta la obra que su nombre comienza a ser conocido, una lindísima mujer desnuda está de pícnic con dos señores muy bien vestidos y una compañera que está en el fondo, esto daba a entender que en los parques públicos de París había sexo y no se lo quería admitir. Al año siguiente, insólitamente, es admitida “Olympia” con Victoria, la misma modelo que reúne también algunos datos que nos permiten deducir que es una “trabajadora sexual”, como parece que hay que decir ahora, lindísima obra fue la consagración final de Manet. Nuestro Cesáreo Bernaldo de Quirós realizó también en París una obra similar, que causó también mucho revuelo porque la modelo tenía abundancia capilar en la zona baja, y en varios museos no se la dejaron exponer, hombre práctico el entrerriano la “depiló” con el pincel… Sería lindo que el Museo Nacional de Bellas Artes la saque de su reserva, y su larguísima cuarentena, y nos la deje admirar algunos días.

Otra obra lindísima y muy criticada en el Salón de París fue “El Bacón” donde la modelo principal es Berthe Morisot, su cuñada pintora. Manet nunca quiso vender esta obra que le encantaba y cuando muere la adquiere el pintor Gustave Caillebotte, quien al año siguiente la dona al Museo del Louvre.

Pintó poco y solamente aparecen 2 o 3 pinturas en venta en subasta cada año. Un paisaje de una calle de París fue récord durante mucho tiempo al venderse en 25 millones en 1989, luego se vendió muy bien y en dos oportunidades un autorretrato fue pagado 33 millones. Finalmente el Museo Getty compró una elegante dama con sombrilla en 65 millones.

Son lindísimas sus pequeñas flores y floreros de 33 x 24 cm que se venden en un promedio de 10 millones de dólares (contado con liqui). Aquí en Buenos Aires en el MNBA hay una obra primeriza que ostenta un interesante “Pentimento”, cuando nos abran el Corralito vayamos a verla.

Por el coronavirus, China asoma como nuevo líder del mercado del arte tras la pandemia

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Nadie sabe cuándo se terminará el coronavirus ni sus nefastas consecuencias, los más optimistas pensamos que en Septiembre las cosas estarán normalizadas y tendremos al menos un cuatrimestre para recaudar algo, y que el déficit del año pueda ser absorbido por las reservas de las distintas galerías y casas de remate que sobrevivirán.

Los compradores e inversores necesitarán más tiempo para retornar al mercado con ESPERANZA Y CONFIANZA. Querrán ver cómo se comporta y cuál será el nuevo nivel de precios, hoy nada lo tiene, ni el arte, ni los inmuebles, ni los alimentos que compra el Ministerio de turno. El punto de referencia será cómo fue el mercado el año pasado en el 2019, y justo acaba de presentar su completísimo informe ARTPRICE que es el más certero de los medios que se ocupan de reflejar la información del mercado. Primera sorpresa es que el volumen de venta bajó un 14%, pero los precios subieron un 0,5%, el mejor momento del mercado fue en el 2011. Francia, como veníamos diciendo, creció un 18% , pero USA y Gran Bretaña bajaron en el monto de su volumen de ventas. Se vendieron en subastas en el año 550.000 pinturas, esculturas, dibujos, grabados y el 38% de lo ofrecido no encontró comprador. En China se mejoró el porcentaje de ventas, ya que generalmente más del 50% no se vendía porque la base era muy alta.

La obra más cotizada fue “Las Parvas” de Claude Monet que en 1986, 33 años atrás, se vendió en 2,5 millones, ahora se vendió en 111 millones de dólares, parece que al comprador no le importaron las “retenciones”… Ya que se valorizó 44 veces.

Una locura me pareció lo pagado por la escultura de Jeff Koons, de la cual hay 4 ejemplares, que se vendió en 91 millones y es la obra récord del arte contemporáneo, que es el que más recauda y se ha valorizado 20 veces en 20 años!!! ¿Quién lo hubiera sospechado?

Siguen siendo Picasso (más de 3000 ventas) y Monet los dos principales artistas de todos los índices de ventas, y curiosamente el tercero es un chino, ZAO, quien vivió en Francia y hoy sus obras son lo más cotizado en Hong Kong. Sus promedios de venta son muy sólidos, sus óleos 4 millones, un dibujo 100 mil dólares y los grabados 5 mil dólares. Hay otros 3 chinos entre los que más venden y también están nuestros admirados Magritte, Bacon y Rothko entre los más buscados.

Sotheby’s tuvo un gran año, aunque su comprador debe estar lamentándose de haber enterrado 3 mil millones de dólares en ella. Vendió 3.589.000.000, apenas 60 millones menos que Christie’s, la líder del mercado. Las otras dos casas de Occidente son Phillips y Bonhams, y las otras 5 principales son chinas que representan el 31% del mercado, no me sorprendería que fueran los chinos los líderes del mercado en el próximo balance que haremos en el 2021. Acá en Argentina 3 remates on-line están tanteando el mercado.

El Mercado del Arte en una batalla por una colección de u$s 400 millones

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Todos necesitan buenas obras para abastecer el mercado y hoy es muy difícil conseguirlas, están los compradores pero no aparecen los vendedores.

Donald Marron ha sido uno de los mayores compradores de arte contemporáneo durante las últimas seis décadas, siempre ha estado entre los 200 más grandes compradores que publica la revista ARTnews. Falleció a los 85 años en el pasado diciembre. Siempre se dedicó a los negocios financieros y fue el artífice de la venta de PINE WEBER a la unión de bancos suizos (UBS) en 12 mil millones de dólares, allí logró formar una colección corporativa de 850 obras y siempre manifestó que para hacer buenos negocios había que tener buenas obras  en las oficinas. Su colección privada son unas 300 obras valoradas en 450 millones, en tan solo dos semanas se han vendido diez de ellas en más de 200 millones y en abril se harán dos exposiciones donde se venderá todo lo que queda. Los sucesores de Mr. Marron pidieron ofertas a Chiristie’s, Sotheby’s y Phillips, generalmente estas licitaciones privadas son ganadas por los subastadores que logran su beneficio en las altas comisiones que cobran a los compradores, que fluctúan entre el 12 y el 25% del precio de martillo y al vendedor no se le cobra nada o bien un máximo del 10%, esto es así porque lo que falta es: OFERTA.

Las galerías de arte no cobran comisión al comprador sino que negocian con el vendedor sus honorarios o bien fijan un precio neto para el vendedor. Este negocio no lo harán las rematadores, sino tres de la más grades galerías del mundo: Pace, Gagosian y Acquavella que ofrecieron mejores condiciones a los herederos y en pocos días ya tienen el éxito asegurado, seguramente sus honorarios no superen el 10% pero ello son 45 millones de dólares y además la alegría de haber logrado vender ellos las obras.

Ya se vendieron en 105 millones dos pinturas de Picasso, “Mujer con boina” (su segunda mujer Jacqueline) y retrato de Dora Maar (una de sus amantes) al ex hombre de Casinos, Steve Wynn, quien renunció a su empresa acosado por las denuncias de señoras y señoritas sobre acosos sufridos por ellas.

Un lindísimo Rothko se vendió en 70 millones, un colorido Cy Twombly se pagó 30 millones, un Gerhard Richter, 17 millones, y un Bradford se fue a Asia luego de una transferencia de 6 millones.

Hace un tiempo que el Sr. Marron tenía en exhibición privada la mayoría de las obras en un piso del Art Decó, Edificio Fuller en 57 y Madison, un edificio que durante 30 años tuvo otras tantas galerías de arte y necesitabas unas 8 horas para verlas a todas.

También hay ahora otra oportunidad para que compitan galerías con rematadoras, ya que la mayor parte de los bienes del divorcio de Harry y Linda Macklowe, son las 65 obras de la colección del matrimonio valuadas entre 625 y 788 millones, todos quieren venderlas y veremos quién finalmente lo hace. Christie’s ya habla de mil millones y esperan tenerlas en mayo para su gran venta de arte contemporáneo.

Artículo Para El Cronista Comercial, jueves 5 de Marzo

Arte argentino: un negocio de u$s 25 millones al año que podría ser mucho mejor

por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Hasta 1990 las quince casas de subasta que hay en Buenos Aires, vendían pintura europea y mobiliario, y eran muy pocas las que aceptaban recibir pintura argentina para sus ventas, no había mayor interés y los únicos beneficiados eran las galerías de arte que no tenían competencia en sus ofertas de arte local.

La más exitosa era Rubbers que tenía a grandes artistas en su staff como los exitosos Raúl Soldi y Vicente Forte, la mayoría de los artistas geométricos como Mac Entyre, Polesello, Brizzi y Vidal, también la obra de Emilio Pettoruti y de Xul Solar y algún artista del interior como el recordado Ricardo Supisiche.

La galería Argentina de los hermanos Siniscalchi vendía la obra de Quirós y de Fader, también Molina Campos y Oscar Vaz. Los precios y los volúmenes de venta eran muy bajos, y profesionales como los médicos, eran grandes compradores. Se podía comprar obra de Fader en 5 mil dólares, de Quirós en 3 mil, de Molina Campos en mil y de Oscar Vaz en 300 dólares. Forte en mil dólares, Soldi en 2 mil dólares y los geométricos entre 500 y 3 mil dólares.

Las galerías llegaron a ser unas 150 en el año 1976 y la mayoría no llegaba a vender en el año 100 mil dólares, por lo tanto eran locales pequeños generalmente alquilados y con ningún empleado o solamente uno. Todas las obras eran consignadas y no tenían obras propias. Muchas para subsistir alquilaban la sala a los artistas y se garantizaban un mínimo de ingresos con dicho acuerdo. Muchas galerías de arte estaban a cargo de Señoras y Señoritas que disfrutaban del status especial que les daba tener una Sala de Arte y generalmente, si los ingresos no alcanzaban para pagar los gastos, siempre había un generoso Señor que aportaba para la felicidad de la damisela a cargo.

Entre los rematadores se destacaban Roldán, Naón y el Banco de la Ciudad, que era el único que ofrecía arte argentino. En el año hay aproximadamente 52 subastas y curiosamente no se ponen de acuerdo para no superponerse en las fechas, actualmente ocurre que a veces hay tres ventas en el mismo día, con lo cual los rematadores se perjudican, y lo que es más grave, lo hacen con aquellos que han confiado en ellos al confiarle su patrimonio para la venta. Han crecido en volumen e importancia Casa Saráchaga y Martín Saráchaga, Roldán es el dueño del nicho de arte contemporáneo y Naón se destaca por su mobiliario y la buena presentación de las subastas, el Banco Ciudad ya no tiene el protagonismo de antaño y las galerías son unas 5 en importancia y volumen de ventas y el 70% tiene un clima muy amateur. El futuro del mercado de arte pasa por mayor cantidad de exposiciones, con un mínimo de diez por año, el financiamiento de las ventas, la ayuda en dinero a los artistas para que puedan dedicarse solamente a crear y no depender de un puesto o del taller con alumnos y el aumento de lo que se vende.

Hoy se puede estimar en 25 millones de dólares las ventas del mercado y desde hace dos meses el exportar obras de arte significa un 40% de menores ingresos por un nuevo impuesto del 12%, más la pérdida del 30% del ingreso que se liquida a 60 pesos y no a los 78 que es su valor real.

Recordemos a Ortega & Gasset, “Argentinos a las cosas”.    

El arte argentino también se ofrece en las grandes subastas de Nueva York

En el marco de una semana de ventas de arte latinoamericano, se subastaron 35 obras de autores nacionales por más de u$s 2 millones. Las mayores ofertas fueron generadas por Pettoruti; Berni; Seguí; Quinquela Martín y Molina Campos

Por Ignacio Gutiérrez Zaldivar Especial para El Cronista

Colchones, una de las creaciones de Guillermo Kuitca, obtuvo una venta récord de u$s 511.000

En los remates autodenominados Arte Latinoamericano, generalmente un 10% de las obras presentadas pertenecen a artistas nacidos en nuestro país. El fuerte de las ventas es el Arte Mexicano, siendo las obras más cotizadas las de Rufino Tamayo Diego Rivera y Frida Kahlo, a quienes le sigue la obra del colombiano Fernando Botero. Pero ahora es el Arte Cubano el que aporta mayor cantidad de ventas. De Argentina lo que obtiene mejores resultados es la obra de Pettoruti; Berni; Seguí; Quinquela Martín y Molina Campos. Sigue leyendo

Las ventas de arte suben la apuesta a pocos meses del inicio de la era Trump

La expectativa por las elecciones y el triunfo del magnate en Estados Unidos no representaron grandes cambios en el mercado de las subastas que siguen recaudandoSi bien se trata de una cifra millonaria, es un 40% menor a lo recaudado durante igual período del año pasado. Para fomentar las ventas, ambas ofrecen garantías

Por Ignacio Gutiérrez Zaldivar Especial para El Cronista

25nov2016Luego del triunfo de Donald Trump, las ventas durante la semana del 14 al 18 de noviembre en Nueva York eran esperadas con suma ansiedad. Pero todo estuvo dentro de lo previsto: se vendieron u$s 1300 millones, y en estas páginas habíamos pronosticado u$s 1350 millones.
La prometida baja de impuestos a las grandes fortunas será motor para revitalizar este mercado, que crece hace siete años en sus precios, aunque su volumen disminuye. Esto, producto que los propietarios de obras están remisos a venderlas. Más de la mitad de los multimillonarios del mundo, con u$s 500 millones en tenencia, viven en Estados Unidos y son casi 40.000 potenciales compradores. En China ya son 5000 los que tienen buena liquidez. Sigue leyendo